Escapada a ronda

Este hotel rural tradicional cuenta con bar, jardín y terrazas.

BUSCA HOTELES EN Ronda

Estancia super agradable, las vistas espectaculares, la habitacion limpia con cama comodísima, los El Hotel Morales se encuentra en la bonita localidad andaluza de Ronda. La recepcionista muy amable, nos recomendo sitios para salir a comer y sitios para tomar copas , Este hotel, ubicado en el centro de Ronda, ofrece habitaciones elegantes con aire acondicionado, TV vía satélite y baño privado.

Muy buena ubicación y tiene parking para coches grandes en el mismo hotel lo que es difícil Relacion precio calidad exelente. Este moderno hotel se encuentra a sólo 2 km de Ronda.

Escapada romántica en Ronda

Arriadh Hotel , Hotel Ronda Moments y Parador de Ronda , en Ronda, recibieron muy buenos comentarios por las vistas desde la habitación. Las parejas dieron buena puntuación a estos hoteles en Ronda: Lo sentimos. Se ha producido un error.

Ronda es un sitio precioso. Es ideal como escapada de fin de semana, ya que no es muy grande y se puede disfrutar perfectamente en una escapada de días. La comida es excelente.

Los 7 mejores Hoteles con encanto en Ronda - probbacrakafab.ml

Es un sitio para disfrutar de la naturaleza y los paisajes, sin duda. Es todo precioso, unas vistas bonitas y sitios buenísimos para tapear super económicos! No lo recomiendo para ir con niños pequeños o con carros pero se puede ver igualmente. Ronda es una de esas ciudades que hay que visitar por lo menos una vez en la vida.

Los caprichos de la naturaleza hacen que sea un lugar inigualable. Recomiendo hacer la ruta de los pueblos blancos por los impresionantes paisajes, la belleza y peculiaridad de sus pueblos, por su gastronomía y la amabilidad de su gente. Me ha dejado alucinada. Es Preciosa! Un paseo por sus miradores es impresionante.

Recomiendo buscar una ruta y hacerla. Para comer sin duda casa María, comida buenísima y trato inmejorable. Es un lugar con encanto. Simplemente espcial. El paisaje es precioso y tiene un montón de lugares en los que se come de muerte. El restaurantw quinto tramo se come muy bien y super económico. Ronda es muy cómoda para desplazarse andando. Tiene muy buenos sitios para comer y beber. Buenas tiendas para comprar productos de la tierra.

Estoy deseando volver. Muy recomendable. Estuve dos dias en este hotel y sali muy contento, la limpieza de todo el hotel y la amabilidad fue de 10, sin duda me hicieron sentir muy acogidos. Muchas gracias por todo. La habitación estaba muy limpia, el cuarto de baño estupendo todo muy amplio, la cama muy cómoda, calefacción, armario bastante grande. El personal era muy agradable y nos indicó cómo podíamos ir hasta el centro de Ronda en 5 minutos.

La cafetería del hotel es muy económica y tiene buenos desayunos. Pasamos un fin de semana increíble!! Hotel con mucho encanto. Muy bonito.

Explorar Ronda

Habitación muy cómoda, acogedora y limpia. Muy agradable pasar unos días allí para conocer la zona. Muy cerca de Ronda, Setenil, Zahara Elisenda encantadora, trato excepcional y nos recomendó rutas y sitios para visitar. Desayuno y cena muy buenos. La mejor forma de valorar este hotel es decir que si vuelvo a ronda que volveré me alojaría otra vez en este mismo, porque tiene todo lo que deseo de un buen hotel, personal bueno, limpieza buena, habitaciones buenas, y relación calidad precio excelente. El personal excelente , ubicado en pleno centro de Ronda y la limpieza como en pocos hoteles q hemos estado , colchón y almohada de muy buena calidad algo muy importante para el descanso , vamos para mi su categoría como hotel es superior al q tiene.

búsquedas frecuentes en Ronda

Hotel muy limpio, sabanas con olor a hotel limpio muy bien decorado y nuevas las instalaciones, cumplieron con mi petición. Genial para pasar una o dos noches. Al hotel no le falta detalle. Es perfecto para disfrutar en pareja tanto de sus instalaciones como de la preciosa ciudad de Ronda. Y el desayuno es delicioso en cuanto a presentación como en contenido De diez! Hotel que te permite relajarte y estar a la vez en el centro de Ronda. Casa donde se encuentra el hotel y licalizacion a escasos metros del tajo de Ronda.

Buena relacion calidad precio. Sitio espectaculae, si vuelvo a Ronda sin pensarlo volvería a este hotel.

Hace que la estadía en el hotel y Ronda sea excelente. Es el mejor guía turístico, anfitrión y ser humano. Nos encanto. Inevitable empezar, continuar y terminar por el Puente Nuevo de Ronda. Te deja con la boca abierta en cada ocasión. Ahí, en serio, si padeces vértigo, cuidado. Pero no te lo niegues. No creo que te vayas a caer, recuerda que pisas suelo seguro en todo momento. Como te decía, no dudes en contemplarlo por ambos lados y a distintas horas del día.

También has de saber que es posible visitar el puente por dentro. No vale mucho, pero situarte en el mismo centro del puente y pisar su interior, sí. Se accede por un quiosco donde venden los tickets, no tiene pérdida. Dentro hay una pequeña exposición sobre la historia del puente. Se llama Nuevo porque hubo un primer puente, de un solo arco, que se derrumbó tan sólo seis años después de haberlo inaugurado. Con él se llevó la vida de 50 personas. Y una gran palmera. Los grupos de turistas van y vienen con sus guías, escuchando sus explicaciones.

A un lado hay una par de terrazas donde los rondeños y visitantes se solazan con las tapas y vinos. La iglesia de Santa María la Mayor no parece muy espectacular por fuera pero es curiosa, como muchas cosas en Ronda.

Ante su fachada puedes dudar, no por el campanario, pero sí por la nave con balcón y un soportal que parece el de una casa cualquiera. El altar, al otro lado del coro, relumbra de oro y plata. No sólo eso, también una vista aérea del interior de la nave central.

A lo mejor me gustó tanto porque así me quité un pelín la espinita de no haber podido subir a las cubiertas de la catedral de Sevilla unas semanas antes. Y en la esquina de uno de los muros hay una estatua de piedra con la imagen de un hombre. Dicen que su origen es fenicio. Declarada Bien de Interés Cultural en , la casa es de principios del siglo XIV y pertenecía a un miembro destacado de la nobleza meriní de Ronda. Es un palacete andalusí precioso. El primer patio, el de la entrada, es un rincón precioso en su sencillez, que no te hace sospechar lo que hay en el interior.

Tras pagar la entrada y recorrer un estrecho pasillo encalado, llegas al patio principal. En las antiguas habitaciones hay una pequeña exposición que te cuenta cómo era la vida en una casa así. Buscando información sobre qué ver en Ronda, encontré una foto de esta torre tan singular. Enseguida supe que no me la podía perder. Seguro que pasas por allí. Ambos templos han desaparecido. Pero no ella, la torre, la atalaya desde la que se llamaba a la oración.

admin